El proyecto de Alojamientos Transitorios – Pisos de Acogida de A.E.T.H.A., nace de la necesidad de ofrecer un recurso para aquellas familias de enfermos hepáticos que tienen que desplazarse a Zaragoza por su situación médica desde su residencia habitual, generalmente municipios y zonas rurales de todo Aragón, y en ocasiones, de otras comunidades. Estos desplazamientos se repiten con mucha frecuencia a los Hospitales de referencia: H.C.U. «Lozano Blesa» y H.C.U. «Miguel Servet», ya que en éstos es donde existe el programa de trasplante hepático, los motivos son varios (consultas médicas, pruebas médicas, pre y post trasplante…), son los familiares de todos ellos, quienes los acompañan durante el ingreso hospitalario para el trasplante y su la recuperación.

La necesidad de tener Pisos de Acogida nace de observar que estos familiares tenían que dormir en salas de espera del hospital, no tenían un sitio donde asearse o dormir, además debían de hacer frente al pago de un alquiler o alojamiento, en ocasiones durante meses, con la dificultad y el coste elevado que ello supone. A todo ello hay que sumarle el gasto en dietas, restaurantes, etc. Es por ello, que vimos la necesidad de tener estos pisos de acogida para cubrir y dar respuestas a estas demandas. Con este proyecto, hemos llenado un enorme vacío que la Administración no podía cubrir.

Se facilitan estancias de calidad y respiro a los familiares y/o enfermos, existiendo una coordinación adecuada con los recursos hospitalarios. Las estancias duran un periodo de tiempo determinado, con unas normas de utilización que deben y aceptan respetar. Los Pisos de Acogida son totalmente gratuitos para los enfermos, trasplantados hepáticos y familias, todo el gasto que acarrea de alquiler, mantenimiento, compra de material, etc., corre a cargo de la entidad.

La Asociación A.E.T.H.A cuenta con dos pisos de acogida:

Ambos están equipados con todo lo necesario: ropa de cama, artículos de menaje, electrodomésticos, televisores en todas las habitaciones etc. Disponen de terrazas y calefacción centralizada, así como de ascensor, electrodomésticos y todo lo necesario para que su estancia sea lo más grata posible.

La ocupación es continúa los 365 días del año. El promedio anual de familias acogidas en torno a 70 – 90 familias, la gran mayoría por motivos de trasplante hepático, post trasplante y por ingresos por rechazos de órganos, recaídas o revisiones periódicas del paciente en el hospital.

Este servicio que se ofrece es continuista y con carácter permanente. Es completamente gratuito para los usuarios y las familias.